miércoles, 5 de diciembre de 2007

Andy Warhol, premoderno, moderno y postmoderno

En el año 2008 el artista pop estadounidense cumpliría 80 años. Hoy está con nosotros en forma de exposición en la Casa Encendida de Madrid. 200 obras, la mayoría inéditas, creadas por Warhol en su taller, más conocido como 'The factory'. Frívolo, provocador, brillante, irritante, audaz, inteligente. El talento creador warholiano procede de la publicidad. Por tanto, bebe del consumismo brutal, del capitalismo superficial. Lo suyo es arte por dinero y en cantidades industriales. Creó lo que él mismo llamó la producción de arte en serie. En 1983 hizo una visita al Museo del Prado de diez minutos. No se paró en un sólo cuadro. No le interesaba el arte por el arte.




El concepto warholiano sigue equivaliendo a moderno. Se mezcló con tipos de gente aparentemente antagónicos. Desde la bohemia neoyorquina a renombrados intelectuales. También celebridades de Hollywood o ricos aristócratas. Hoy, cualquiera, ideologías y condiciones sociales aparte, tiene un guiño al artista pop en su casa. Sus obras se han reproducido por millones. Han llegado a convertirse en iconos mercantilistas. Y ellas, desde lo más profundo de su corazón artístico, se lo agradecen:




Marilyn Monroe, fallecida en 1962. “Resucité en 1972, de la mano de Andy Warhol. Él multiplicó mi imagen por el mundo. Junto con la famosa fotografía del Ché Guevara, mi retrato warholiano ha sido el icono más reproducido de la historia en todo tipo de merchandaising. Hay gente que piensa que la verdadera Marilyn es ésta. Y hasta yo estoy convencida de eso”.





Jackie Kennedy, 1964. “Un año después de la muerte de mi marido, John Fitzgerald Kennedy, Warhol se fijó en mí. Dicen que incluso me mejoró. Yo misma fui icono pop. Y ya no sólo se me recuerda como mujer de quien fui, sino también como musa de Warhol. Gracias, Andy”.




Cambell's soup, 1962. “De ser una simple sopa popular, me convertí en un símbolo de los 60 y de las décadas sucesivas. Warhol hizo de mí arte de lo popular, pop art. Él era un niño pobre de Pittsburg que comía sopa todos los días. Y me hizo un homenaje. Además, fui herencia de su época de ilustrador publicitario. Soy Campbell, no soy una sopa más. Lo dijo Warhol."





Mao Tse Tung, 1972. “Precisamente en ese año Richard Nixon hizo su primer viaje a China para conocerme. Soy una prueba más del eclecticismo de los objetos y personas inmortalizadas por Warhol. Desde lo más capitalista hasta lo más... yo. Fueron diez serigrafías de mi retrato de la portada del libro 'Quotations from Chairman Mao Tse-tung'. Y China se acercó al capital.”




Autorretrato (peluca electrizada), 1986. “'Nunca hice nada para ser famoso. No soy un exhibicionista'. Es una de mis citas recordadas. Viniendo de alguien como yo, que lo mismo anunciaba un televisor japonés que participaba en una serie cursi o salía en un videoclip musical, es difícil de creer, supongo. Esta es mi imagen más recordada. A mí, con mi imagen ochentera. ¿Y a quién se lo debo? A mí, por supuesto.”

1 comentario:

annie hall dijo...

muy divertida la entrada xD